Mensaje del Presidente

kkkkkEl Gobierno Parroquial de La Cuca, cumplimiento con sus roles y funciones, ha emprendido el proceso de planificación de la Parroquia.

Por esta razón ponemos a consideración nuestra Página Web www.lacuca.gob.ec. La cual cuenta con un plan integral que permitirá “la acción participativa sobre el territorio”, entre los pueblos y las instituciones públicas y privadas, y todo el engranaje social del cantón y provincia. Luego de un proceso participativo que ha consistido en llevar a cabo talleres comunitarios e interinstitucionales de diagnóstico y de planeación, se tiene un producto que asegurará un proceso permanente de articulación, retroalimentación y actualización.

Sin Planificación no hay desarrollo sustentable y sin el criterio y el aporte comunitario no podemos hablar de proyectos valederos, por eso hemos tomado a cuesta esta responsabilidad que busca sentar las bases para realizar las obras y proyectos de nuestra comunidad… este es el resultado de un trabajo arduo elaborado con ustedes y para ustedes en beneficio de nuestro querida parroquia.

Nuestro agradecimiento a todos los miembros del Gobierno parroquial y comunidad en general, que de una u otra forma han colaborado para la elaboración y desarrollo de este Portal Web.

Sr. Carlos Zhuzhingo Guillén .

Presidente del GAD. P. R. La Cuca.

GAD Parroquial

rendicion.jpg  galeria.jpg  plan.jpg

Historia de la Parroquia

lacuca (7).png

En el ámbito del proyecto de creación de la parroquia rural La Cuca, existe una estructura de centros poblados de la cual, la localidad de La Cuca

propuesta como cabecera parroquial, constituye el centro poblado de mayor importancia, no sólo por su concentración poblacional, equipamiento comunal y servicios, sino también por su función, como centro de acopio y comercialización de la producción del sector, así como unidad secundaria de aprovisionamiento de insumos básicos de la población del área. La localidad de La Cuca que se encuentra en el sector centro sur de la parroquia planteada, está rodeada por una serie de recintos y caseríos que constituyen “centros dormitorio” de apoyo a las actividades económicas primarias que se desarrollan en sus respectivos entornos, entre las que deben citarse a las siguientes: El Checo, Cabo de Lampa, Las Colembas, La Pacífico, Los Guayacanes, La Pitahaya y la Cooperativa 27 de Julio.

 

La cabecera parroquial

La cabecera de la parroquia rural propuesta es la localidad de La Cuca, que se encuentra en el sector Centro - Sur de la misma, en la vía Arenillas – La Pitahaya, a 6 Km de la cabecera cantonal Arenillas, en un área de características topográficas favorables para su crecimiento y desarrollo urbano futuro.

Presenta una trama urbana parcial- mente definida, de tendencia ortogonal, con un amanzanamiento variado en formas y dimensiones. Su proyección de crecimiento es lineal, teniendo como eje principal de desarrollo el tramo de la carretera lastrada Arenillas – La Pitahaya, que al pasar por la localidad en referencia se constituye en su calle principal. Las edificaciones son en su mayor porcentaje, de tipo mixto, de una y dos plantas, aunque es creciente el número de viviendas y construcciones en general, con estructura de hormigón armado.

Dispone de energía eléctrica, con una red de distribución a nivel domiciliario y alumbrado público en el sector central de la localidad. Además, cuenta con un sistema de distribución de agua potable, a nivel domiciliario. Tiene un sistema de alcantarillado que fue construido el año 2013 y que soluciona los requerimientos actuales de recolección de aguas servidas, siendo menester la construcción de una planta de tratamiento. La cabecera parroquial planteada a la fecha no dispone de servicio telefónico, necesidad que se suple con la telefonía celular.   Entre sus obras de equipamiento comunal, merecen destacarse las siguientes: parque central, dos unidades de culto religioso; un   templo   evangélico; una unidad de educación básica con proyección a bachillerato que lleva   el nombre de “Amazonas”, un subcentro de salud, canchas deportivas, locales comerciales, etc. De otro lado, al ser La Cuca un centro urbano dormitorio, de apoyo a las actividades económicas primarias que se desarrolla en su entorno y una unidad de abastecimiento de insumos básicos; dispone también de un equipamiento comercial y de servicios básicos, integrado de: restaurantes, despensas, tiendas de abarrotes, panaderías, etc.

lacuca (8).png

Origen del recinto La Cuca

De acuerdo al documento “Agroturismo del sitio La Cuca”, en proceso de edición, de la autoría de la Sra. Gloria Elizabeth Enríquez S.; la colonización del sector de La Cuca se inició prácticamente en la segunda mitad del siglo XIX, cuando el propietario de la hacienda Arenillas, señor Manuel Fidelio Espinoza, en el año de 1858, decidió vender terrenos a diferentes grupos de personas que, provenientes de otros sectores del país, principalmente de las provincias de Loja y Azuay, acudían a este lugar del país para radicarse. Al Norte de Arenillas y, con el apoyo de la comunidad, se construyó el camino a La Pitahaya, lugar este último ubicado en el estero Grande, donde se constituyó un pequeño pero importante puerto, que facilitó la comunicación entre Arenillas y otros puertos del área como los de Jelí y Bolívar, propiciando el desarrollo de la actividad comercial y de intercambio de productos. Entonces surgió la idea de construir, en el kilómetro siete de la referida vía, un desvío hacia el oeste, que permitía dirigirse a los sectores de: El Sauce, San Agustín, San José y, por consiguiente, a Santa Rosa, camino que fue utilizado, fundamentalmente en tiempo de verano, para llevar la producción del área hacia otros mercados del entonces cantón Santa Rosa del que formaban parte. En los años cincuenta del siglo pasado, empezó a consolidarse el sitio la “Y de La Cuca”, es decir el punto donde se ramificaba la carretera que de Arenillas conducía a La Pitahaya y a Santa Rosa. Una de las primeras familias en radicarse en el lugar fue la de apellido Quito, la que compró sus terrenos al señor Gerónimo Zambrano.

lacuca (9).png

Posteriormente se fueron ubicando otros colonos que tomaron posesión de predios baldíos ubicados a lo largo de las vías referidas, los que principalmente se dedicaron a la fabricación de carbón vegetal y al cultivo de algodón.   Entre los años de 1961 y 1962 y en la administración municipal del señor Víctor Carrión Tinedo, se construyó el canal “Quito”, cuyo nombre lo lleva en honor de los hermanos de ese apellido, el que en la actualidad está abandonado. La construcción de este canal y de otros que se fueron implementando en el área en referencia, permitió el aprovisionamiento de agua dulce, cuya carencia había sido un limitante de crecimiento y desarrollo del sector. Pronto se ampliaron las fronteras agrícolas en el área y se diversificaron los cultivos, con productos como: la yuca, caña de azúcar, melón, pimiento, pepino, etc. Posteriormente se formó la Pre - Cooperativa Batallón Constitución, cuyos miembros se apoderaron de las tierras trabajadas por la familia Quito y del pequeño canal de riego. El presidente de la Cooperativa fue el Dr. Gastón Figueroa, quien compró sus terrenos a la familia Torres. Entre las familias que llegaron al sitio La Cuca en busca de trabajo figuran las de apellido: Quezada, Zapatanga, Arias, Suárez, Valdivieso, Ocampo, Sarmiento, Riofrío, etc.

Para el año de 1974, el número de socios de la cooperativa Batallón Constitución, se había incrementado a 115 y su Presidente, el señor José Antonio Tinoco Vivar, logró del Gobierno Nacional, entonces presidido por el General Guillermo Rodríguez Lara, la adjudicación de los terrenos. Esto motivó aún más a los agricultores y moradores de La Cuca a intensificar sus cultivos, especialmente de arroz y algodón; entre ellos se destacaron los señores: Salvador Valarezo, Carlos Reyes, Gonzalo Tinoco; así como las familias Arias, Cevallos y Zhuzhingo. Empezaron a crecer y a consolidarse otros sectores en el área, con el trabajo fecundo de familias como: los Laines, que se asentaron en el sector de Cabo de Lampa y los Quezada y San Martín, que se ubicaron en el sitio Los Guayacanes.  

lacuca (10).png

Origen del nombre “La Cuca”

En el antes citado documento “Agro turismo del sitio La Cuca”, la Sra. Gloria Elizabeth Enríquez al respecto anota: “…se comenta que en el lugar que hoy se conoce como la “Y” de La Cuca, precisamente en la curva, aparecía un fantasma de sexo femenino que espantaba a las personas que viajaban en las noches tanto a Santa Rosa como a Arenillas; pero como a los fantasmas se les dice el cuco, pues a éste fantasma femenino le denominaban “La Cuca”. Otra versión es que en este lugar las personas se dedicaban a quemar carbón y acostumbraban a ir acompañados de un perro; pero cierto día se perdió y como era perra que la llamaban Cuca, el dueño la buscaba llamándola Cuca, Cuca.” Años atrás, varios habitantes inconformes con el nombre del sitio, elaboraron un letrero con la denominación de “El Paraíso”; no obstante, la mayoría de moradores del lugar, consideraron que el sitio debía mantener el nombre tradicional, por lo que tumbaron y destruyeron el letrero. En la actualidad, nadie lo reconoce como “El Paraíso” sino como “La Cuca”.

lacuca (11).png

Video

Video